Artículos,  AUTOESTIMA,  Comportamiento,  Psicóloga infantil Alcorcón

AUTOESTIMA

En ocasiones, la complejidad humana supera cualquier pronóstico científico, como especialista en psicopedagogía y psicología me nace la obligación de seguir adquiriendo conocimiento sobre el funcionamiento de las personas, de los niños. Esto me lleva a dar gracias a las ciencias biológicas contemporáneas, la neuroeducación y en especial la neuropsicopedagogía, que en este sentido, ha profundizado en el estudio profundo llegando a descubrir que nuestro sistema nervioso no solo necesita madurar y crecer según los estadíos marcados ya por varios autores con antrioridad, sino que precisa de estímulos externos para poner en marcha las diferentes funciones para las que está preparado. Su desarrollo y posterior evolución dependerá de las oportunidades con las que se encuentre, el aprendizaje que obtenga y el uso que haga de en estas fases de ello. Así pues, es importante subrayar la importancia de las primeras experiencias para el desarrollo del cerebro,sin olvidar lo estructural y constitucional. También, numerosas investigaciones realizadas durante las últimas décadas nos han proporcionado una gran cantidad de información y conocimientos sobre el desarrollo normal del cerebro. Se ha demostrado que la maduración neurológica está controlada por mecanismos genéticos, cuyos momentos de aparición están regulados de forma precisa dependiendo de la estimulación ambiental.

Antonio Camino y Ana Fornós (2010) definen el desarrollo como un proceso dinámico que hace referencia tanto a la maduración orgánica y funcional como a la estructuración mental y emocional. Este proceso dinámico es interactivo entre el niño y su entorno (factores genéticos o cons- titucionales y factores del entorno o ambientales). Por lo tanto, para que se produzca un desarrollo satisfactorio son necesarias una estructura genética adecuada y la satisfacción de las necesidades básicas para la construcción del ser humano a nivel biológico y psico-afectivo. Tal y como afirman los autores, en el desarrollo del cerebro el tiempo biológico no presenta una estructura lineal como sucede con el tiempo cronológico, sino que se produce en oleadas con una secuencia y crono- logía propias. La organización de las funciones cerebrales tiene unas limitaciones biológicas que se denominan periodos críticos del desarrollo. Los periodos críticos son los límites de tiempo que tiene una determinada función para organizarse. Son etapas de una cierta rigidez cronológica, en las que debemos recibir los estímulos necesarios para poder organizar una determinada capacidad o función.

El ser humano nace inmaduro, y una parte de la maduración anatómico-funcional del sistema nervioso se hace fuera del útero materno, por lo que el primer periodo de la vida es esencial para desarrollar las funciones neuropsicológicas necesarias para el crecimiento afectivo, comunicativo e intelectual. Por lo tanto, el recién nacido precisa para desarrollarse de un programa genético, de las influencias del entorno y de la vinculación con otros organismos de la misma especie.

En realidad, este año 2018 está siendo muy prolífico para nuestro Equipo Psicopedagógico Multidisciplinar en cuanto a la participación en conferencias, charlas y comunicaciones sobre este tema en concreto. Que surge a raíz de la importancia de conocer cómo funciona el cerebro. Entre los muchos aspectos a analizar se encuentran las características neurológicas del cerebro y su complejidad, la ubicación de las funciones, su relación y funcionamiento junto con otros temas de interés para la educación y la psicopedagogía.

¿Se cansa nuestro cerebro o le cansamos?
¿Es joven su funcionamiento o se aqueja?
¿Lo cuidamos o atropellamos su funcionamiento?

La preocupación en los procesos relacionados con lo cognitivo, nos lleva al estudio profundo sobre el conocimiento de estos factores determinantes tanto en niños como en adolescentes y adultos. Mientras que la congnición y la neurocognición, nos acerca al desarrollo saludable a lo largo de la vida ha sido el foco principal de muchas de la serie de conferencias realizadas durante este año 2016 al 2018 en Suiza.

PD: Cognition is defined in the broadest sense, including sensory, cognitive, motor and emotional aspects, as well as human and animal studies. Whereas cognition and cognitive neuroscience for healthy aging are the main focus of the conference series, an additional focus targets interventions aimed at influencing age-related cognitive deficits.

Me siento muy agradecida por haber recibido el diploma por la Paz en septiembre del 2018. Me considero una persona afortunada porque me encanta mi profesión. Calificaría mi labor como: cercana, ecuánime. Me siento enriquecida porque conozco a personas maravillosas a las que tanto tengo que agradecer y con los que aprendo cada día. Y a los Adolescentes que tienen la valentía y el coraje de permitirme acompañarles en el tránsito de su hilo biográfico para encontrar juntos el sentido de los acontecimientos de su propia vida y valor en potencia. A los adultos, familias ideales que me apoyan y me confían lo que más quieren, me acompañan y se muestran encantados con los logros que vamos alcanzando y qué tanta alegría les causa. Mi experiencia en intervención Infantil y con adolescentes durante aproximadamente veinte años.Mi especialización está dirigida en tres ámbitos: conducta-comportamiento, aprendizaje, alteraciones del Lenguaje y del HABLA. Adoro y disfruto con retos profesionales de la gran talla llevando a cabo acompañamiento e intervención a perfiles de Espectro de Autismo tanto como a niños que presentan perfiles de altos de Atención con TDAH así, como los niños de Altas Capacidades. Soy orientadora escolar y colaboro con los Centros Escolares. Otros ámbitos de interés como la formación, la negociación familiar, escolar y el liderazgo empresarial, también se encuentran en mi Proyecto.